April 23, 2014

Aunque todo el mundo habla los servicios y el almacenamiento en la nube (in the the cloud), en mi opinión sigue siendo más importante disfrutar de un almacenamiento local (en el dispositivo) lo suficientemente amplio para almacenar recuerdos, y como fuente de reproducción de música y vídeos.

Almacenamiento Off-line y Online

Cuando encendemos por primera vez el teléfono descubriremos que podemos recibir 50GB de almacenamiento gratuito online con DropBox, para nuestras fotos, documentos y demás archivos; y que el teléfono en sí, nos brinda hasta 11,35Gb de espacio libre para almacenar nuestra música, películas DivX, colección de fotografías, etc etc etc.

¿No tienes suficiente? A diferencia de teléfonos como el HTC One X y One S, o el Sony Xperia S, el Galaxy S3 sí nos permite ampliar la memoria local disponible con una tarjeta micro SD de hasta 32Gb, aunque en mi opinión bastará para la mayoría de mortales, el hacerse con una de 16Gb.

Si lo que buscamos es una forma sencilla de sincronizar y almacenar tus fotos en la nube, contar con una cuenta de Google supone el tener como mínimo 1GB de espacio con Picasa: algo más de 300 fotografías de 3MP cada una. Y si queremos una opción de música por streaming, de nuestra propia biblioteca persona de música mp3, entonces os recomiendo que le echéis un vistazo a mSpot Music: te ofrece una cuenta gratuita de 5GB para usar con un solo dispositivo, con aplicación dedicada para reproducir música, y pudiendo almacenar más GB reales gracias a una compresión de pistas a menor calidad (si queremos). Luego estaría las alternativas de pago mensual de Spotify y Music Unlimited de Sony.

Creo que un buen almacenamiento local es necesario, por que no siempre tendremos acceso a una red inalámbrica Wi-Fi, o porque nuestro plan de datos 3G puede ser my limitado: y por que no decirlo, siempre es más cómodo reproducir la música desde el teléfono. ¡Ah! ¿Una película de 1,3Gb por streaming? “Puede que esté chapado a la antigua”, pero prefiero tener mis series y películas DivX en mi Disco Duro externo, y pasarlas al teléfono siempre que las quiera llevar de un lado a otro, bien para reproducirlas en la pantalla del teléfono (entorno a un 11%/h de consumo de energía), o en la pantalla de un televisor con DLNA (consumo de entorno un 6%/h).

Conectividad Inalámbrica

Wi-Fi (compatible con Wi-Fi Direct), DLNA, NFC y Bluetooth. ¿Qué más se podría pedir?

Un usuario avanzado, o interesado por la tecnología, ahora mismo pondría los ojos como platos ante tal despliegue tecnológico, y no sería para menos. PERO. La tecnología NFC, al menos desde el punto de vista del consumidor particular, es todavía una característica que no aporta mucho valor precisamente: podría haberlo sido de incorporar alguna SmartTag, como ya hace LG o Sony Mobile.

El Bluetooth tiene 3 aplicaciones prácticas en un Smartphone como éste: 1) para utilizar unos auriculares inalámbricos o un manos libres inalámbrico (de Plantronics suelo utilizar el Savor M1100) 2) para aprovechar el streaming de música con una altavoz de sonido bluetooth o a través de una solución como el Logitech Wireless Adaptor (pulsa aquí para saber más) 3) para enviar/compartir fotografías o documentos con un PC u otro dispositivo.

nota: pulsar sobre la imagen para ampliar

¿Qué podemos hacer con el Samsung Galaxy S3 y su conectividad Wi-Fi? Lo obvio, acceder a Internet de Banda Ancha emparejado con un router, y lo que no conoce tanta gente, aprovechar la tecnología DLNA para:

1) Controlar a distancia un televisor o reproductor Blu-ray (probado con un Blu-ray Pioneer).

2) Reproducir el contenido que tengamos almacenado en el teléfono a través de la pantalla de TV: películas o series en DivX/MKV/MP4, fotografías e incluso música.

En mis pruebas me he servido de mi flamante nueva solución de Devolo, dLan 200, para traer el acceso a Internet de mi router, a través de la red eléctrica, desde una habitación hasta mi salón: mi reproductor Blu-ray Pioneer solo tiene conexión LAN 10/100, de forma que Devolo ha sido mi “salvavidas”.

Una vez mi reproductor Blu-ray se ha conectado a mi red privada, y también lo mismo con el Samsung Galaxy S3 pero por Wi-Fi, lo único que he tenido que hacer es buscar los archivos almacenados en mi teléfono, utilizando el mando a distancia del propio reproductor Pioneer: es muy sencillo.

¿Cuanta batería consume reproducir contenido almacenado en el teléfono? 1h de una película solo me ha consumido un 6%, con el teléfono conectado por Wi-Fi a mi router, pantalla apagada, y sin utilizar el dispositivo.

El DLNA+Wi-Fi son una bendición para quienes tienen productos relativamente nuevos, pudiendo tener un hogar digital más conectado, que nos traerá una experiencia de usuario en el hogar increíblemente diferente a la que tuvieran nuestros padres.

Por otro lado, no debemos olvidar que, si contamos con una Tarifa Plana de Internet 3G en el móvil, podemos convertir al Samusng Galaxy S3 en un punto de acceso Wi-Fi para acceder a Internet a través de un portátil, tablet u otro dispositivo: estemos donde estemos, sin depender de puntos de acceso gratuitos. El usuario podrá establecer un acceso con contraseña o “libre”.

Conectividad por cable

Con el Samsung Galaxy S3 tampoco tendremos la modalidad de USB en almacenamiento masivo, sino MTP, que en ordenadores Apple obliga a instalar una aplicación descargable desde http://www.android.com/filetransfer: con esta aplicación abre una ventana para que podamos fácilmente copiar archivos y carpetas bien a la memoria interna o tarjeta micro SD insertada en el teléfono.

nota: sobre estas líneas, como se ve el contenido con Filetransfer para Mac OS X

HDMI por MHL, algo que me molesta por dos motivos: 1) la popularidad de la tecnología MHL, que no está en todo nuestro parque de electrónica de consumo, y menos en monitores de PC con entrada HDMI. 2) Samsung no incluye en el paquete de venta el adaptador MHL-HDMI. A mi particularmente me hubiera sido más útil contar con una salida mini o micro HDMI a HDMI tradicional.

El Samsung Galaxy S3 ofrece todo un mundo de posibilidades para su propietario, claro está dependiendo de sus necesidades: quizás lo único que me falla es que no se haya optado por una salida HDMI tradicional e incluido un cable en el paquete de venta. Pero siempre podremos aprovechar el DLNA, ¿no?

Geek de teléfonos móviles, fan de las películas con sonido multi-canal en Dolby Digital y follower de la música instrumental de Hans Zimmer.

Marc Corredera