April 23, 2014

Mañana Viernes 16 de Julio de 2010, casi un mes después del lanzamiento de iPhone 4, Apple va a ofrecer una conferencia de prensa para hablar  de los problemas de antena de su teléfono móvil, cuyo efecto es una pérdida de cobertura de señal.

Un artículo de Bloomberg da a conocer cierta información que realmente debe hacernos cuestionar el porque, ante un conflicto, se decide ir hacia adelante sin aparentemente “testear a conciencia” las consecuencias que puede traer. Por lo visto un Experto Senior en Antenas de la propia Apple Inc avisó a su CEO de una posible caída en las llamadas por culpa de la implementación de la ingeniosa antena. Lo peor de este conocimiento no está en el hecho en sí, sino en el momento de la advertencia que tuvo lugar en una fase inicial del diseño del iPhone 4.

Un Ingeniero Senior y especialista en antenas avisa del conflicto tecnología+diseño, y la propia Apple obvia tal preocupación (es lo que parece dadas las consecuencias), ¿por que? ¿Qué motivos pueden llevar al equipo de un proyecto a arriesgarse a un desarrollo conflictivo de un producto estrella? Si estuviéramos ante un modelo de una amplia gama, quizás el error sería más ¿”perdonable”? pero tratándose del único smartphone del fabricante…porque arriesgarse a tener mala prensa, críticas, duduso funcionamiento, líderes de opinión en contra, miles de consumidores descontentos, etc etc etc. No tiene sentido. ¿o sí?

Revisando algunos videos de Bloomberg, he dado con una rápida entrevista telefónica entre la presentadora de informativos y Heath Terry de FBR Capital Markets, y las palabras de éste último a cerca de los problemas de antena son las siguientes:

“Apple is going to survive…there is no perfect product out there there is always going to be something like this…”

No estoy de acuerdo con tales declaraciones, básicamente porque no es precisamente un problema menor como un ensamblaje impreciso, o un consumo elevado de batería salvable, o un conflicto de software parcheable… nada de eso, es sencillamente un problema grave que jamás debería obviarse. ¿o caso la cobertura no afecta a la simple y fundamental función de un teléfono, es decir, atender llamadas? No se puede decir eso.

En otro video de Bloomberg, y en otra entrevista durante otros informativos, esta vez a Michael Gikas, Senior electronics editor en la publicación “Consumer Reports”, la respuesta era diferente. Gikas confirma que es un problema del dispositivo, y jamás una deficiencia en la señal del carrier AT&T, por lo visto el test realizado en tres iPhone 4 ha dado como resultado el mismo fallo: pruebas de laboratorio y cobertura analizada en 3 puntos distintos de la ciudad de Nueva York.

En vistas a estas declaraciones, primero no se puede lanzar al mercado un producto con un conflicto factible (sobretodo en lo que se refiere a la mayor de las funcionalidades), y segundo, un teléfono móvil diseñado para cubrir una banda y múltiples frecuencias jamás puede funcionar perfectamente en un operador y en otro no (la prueba está en que el iPhone 3GS funciona perfectamente con AT&T).

Es un tema de ciencia-ficción (por lo de ser increíble), que el diseño de un dispositivo se pueda anteponer a la eficiencia llevada a la práctica de una tecnología, ¿o caso el equipo de diseñadores e ingenieros de Apple Inc no podía haber dado alternativas que solventarán una causística de tal relevancia?

Apple debería reconocer y decir…. “HOUSTON, TENEMOS UN PROBLEMA”

Fuente de la Noticia

Bloomberg

Videos-entrevista de Bloomberg- recomendados

Video 1

Video 2

Geek de teléfonos móviles, fan de las películas con sonido multi-canal en Dolby Digital y follower de la música instrumental de Hans Zimmer.

Marc Corredera